domingo, 19 de agosto de 2012

Dicen algunos sociologos que en esta vida para que cualquier cosa avance tiene que haber una crisis, la manera de gestionar esa crisis es lo que determina el resultado. Pero para eso hay que ser consciente de las soluciones, de los sacrificios a cambio, de los medios al alcance, e ir pasito a pasito.

Nada como estar al borde del precipicio para valorar lo que hay en terreno firme. Envidio a quien no le hace falta estar  a punto de caer, yo no puedo dar marcha atras en el tiempo, y soy de las que estan con medio cuerpo fuera hasta que se dan cuenta. Mal hecho, lo se. Pero igual que tengo eso de malo, tengo mucha fuerza, ganas, entusiasmo y ganas de seguir adelante, porque de todo se aprende, tambien de las heridas.

1 comentario:

Ana Pepinillos dijo...

está claro, ya lo dicen las abuelas, lo que no mata, hace más fuerte. Así que me alegro de que estés mejor. un abrazote