martes, 16 de mayo de 2017

Las dudas se esfuman
si me despierto contigo. 
Los miedos se difuminan
cuando me besas. 

Cómo voy a dejarte ir 

sábado, 13 de mayo de 2017

Pensar y pensar. Y tratar de olvidar

A los cuatro días de conocernos, ya sabía que iba a quererte, y también que llegaría el momento en que tendría que olvidarte.

Así llevas dos años, atragantado en mi vida diaria, como si formaras parte aún de una cama en la que ya no duermes, de un tiempo que ya no compartes, de unos besos que se perdieron. Sigo pensando que rodeas mi cintura de la misma forma en que un día lo hacías para dormir, pero ya no te puedo tocar, ni oler ni mirar. Lo único que queda es un reflejo buscando otro, y las ganas de que todo fuera diferente.
No estás, y sin embargo te veo.

Te veo en el azul que siempre está presente en mi vida, en las estrellas fugaces, en los trazos de pintura, en el timbre del horno, en los botones de mi cámara y en el momento de despertar, estirando la mano esperando sentir calor. Te sigo viendo, o sintiendo y eso es lo peor, porque cuando mi autodefensa se imagina un final alternativo a esta snuff movie emocional siempre veo soluciones que luego no puedo o no soy capaz de aplicar. Soluciones que simplemente no existen, y quizá es el momento de aceptarlo y continuar. Convirtiéndote en recuerdo, en vez de en necesidad, en pasado en vez de en presente. Lo que ocurre, simplemente, es que no quiero olvidar-te

La mañana me despierta, 
y desayuno un nuevo día 
y lo pinto de colores, 
por si vuelves vida mía 

lunes, 8 de mayo de 2017

mi 8

El sábado hubieras cumplido 30 años

Nos conocimos con 17, en el grupo de amigos de la adolescencia, probablemente cuándo más importantes son los amigos en una vida. Yo te llamaba 8, tu andabas como si nada te importará, despacio y ágil a la vez, y con la mochila siempre colgada de un solo hombro. Tan delgado que la ropa te quedaba grande, y siempre sonriendo.

la vida separó caminos, y pasamos a vernos sólo una vez al año en las fiestas, siempre rodeado de amigos, con vuestra camiseta roja. Y siempre tan flaco y siempre sonriendo. Un abrazo, qué tal va todo, un brindis y otro año más...

Hasta esa noche hace 6 meses en la que tu precioso coche se convirtió en un arma. Hasta que te despistaste, no sabemos si por el móvil, y perdiste el control. Seguro que no dejaste de sonreír. Nos dijeron que no habías sufrido, que había sido inmediato.

Nunca creí tener que verte así. Todos esperábamos que fuera una broma absurda, que dieras un salto y nos asustases, hasta parecía que seguías con las comisuras sonriendo, y nosotros llorando por lo injusto de tener que mantenernos en pie viéndote así. Pero te hubiera encantado: recordamos días, reconciliamos peleas, felicitamos bodas, abrazamos tristezas. Nos trasladamos a 2005 para despedirnos de ti. Nos dimos la mano y nos secamos las lágrimas, sin importar el tiempo. Un dolor más para ese horrible 2016.

El sábado nos reunimos de nuevo todos para cantarte el cumpleaños feliz, con tu familia, en un sitio bonito, dónde plantamos vida, y mandamos globos al cielo, y lloramos, y nos abrazamos, y brindamos por ti. Lo haremos cada 6 de Mayo. Espero que te hayan llegado los globos azules, disfrutaste 29 años como poca gente, y nosotros trataremos de seguir haciéndolo. Ojala pudiera darte un abrazo más, ojalá vieras lo que duele porque eso representa cuánto te quisimos.

Feliz cumpleaños, somos las hojas de tu árbol

Vive, vive como si fuera a acabar mañana
que de hecho, puede.
No dejes abrazos por dar, no dejes días sin sonreír, 
no dejes mensajes por mandar ni nada por decir, 
no te arrepientas ni un segundo, solo disfruta. 
Elige ser feliz,
si fueras a morir mañana, ¿qué harías hoy? 

sábado, 15 de abril de 2017

Dime que hago con tus ojos  y estas ganas de mirarlos... siempre 

hay días que son especialmente punzantes, que me despierto y no entiendo por qué no nos despertamos juntos, que se me cruza tu foto y me revuelve la tripa, que hago un plan y pienso que podría hacerlo contigo, que recuerdo que estamos más separados que cuando estabamos a 2mil km, que te escribo aquí como si te lo mandase en un mensaje directo, que me muero de ganas de hablarte una vez más y luego pienso... ¿de qué sirve? ni siquiera se si te importa, si me recuerdas, si lo piensas, si quieres que te hable... y entonces me pongo música y finjo que lo llevo bien, que me creo la parte racional, un día más 

lunes, 10 de abril de 2017

Me cuesta aceptar que hayas aceptado que no seamos nunca más

fracasé, lo reconozco

y tengo que seguir resistiendo cada día
y nunca me gustó no hacer lo que quiero hacer

martes, 28 de marzo de 2017

no lo llevo tan bien cómo esperaba, porque sigo recordando en bucle una y otra vez tu lengua dibujando una espiral en mi muslo, tu olor mezclado con arena, y el azul, siempre el azul 

y aquí sigo, enganchada a un sinsentido, a la inconsciencia y el delirio, a la inseguridad y el autoengaño, todo eso únicamente por el escalofrío al besarte, para después empezar de nuevo a contar los meses...

martes, 21 de marzo de 2017

No podemos vivir haciendo lo que de verdad queremos

pues es una vida de mierda

así, sin más

sábado, 11 de marzo de 2017

La verdad es que si te acaricio quiero abrazarte. La única realidad es que paso unas horas contigo y pienso que no quiero separarme de ti. Y a mi eso siempre me ha bastado. 

Las cosas que no entiendo, las que me confunden, y las que lucho porque no me duelan, se van a dar esta noche un festín 

viernes, 3 de marzo de 2017

si yo pudiera teletransportarme ahora, no sólo sería moverme en el territorio, también en el tiempo.

Concretamente al 3 de Marzo de hace dos años,

y sin embargo aquí estoy. Sabiendo que mañana simplemente será un día más de vuelta a la rutina. Sin una excursión genial, sin una comida deliciosa, sin besos más deliciosos aún, sin charlas de horas, sin fotos con varios intentos, sin la locura de coger el coche y acabar en otro sitio, sin estar mirando estrellas una vez más

ese día fui realmente feliz, como hace mucho que no lo era, y como hace mucho que no lo soy

En Madrid no hay charcos azules, pero en la sierra hay unos lagos preciosos y en algún universo paralelo estamos mañana pasando un día maravilloso en uno de ellos

martes, 14 de febrero de 2017

De verdad, lo repito: ojalá hubiera una forma de demostrártelo
ojalá una forma de volver atrás en el tiempo

miércoles, 1 de febrero de 2017

No tienes por qué hablarme, ni por qué escucharme. Ni tienes que verme, ni que preguntarme, ni tienes que echarme de menos. No tienes por qué reflexionar con todo, ni tienes que creerme.

Nada, no tienes por qué. Pero ojala quisieras.

miércoles, 25 de enero de 2017

- Te quiero 
- No te creo
- Es independiente, te quiero lo creas o no 


tener sueño de exámenes y no poder dormir

lunes, 16 de enero de 2017

No suceda nada, no temas.
Sólo es el tiempo. 
Nos ha pasado
como una exhalación
y hemos tenido que arrimarnos un poco 
al arcén. Pero 
ya contábamos con eso. 
Mira, la noche (allí enfrente, 
esperando) aún está lejos. 

Ven, 
salgamos fuera. 

Todavía
nos queda mucho
atardecer.

domingo, 8 de enero de 2017

"las relaciones no funcionan como una balanza, y a veces un acto del tamaño de un grano en el lado malo puede desestabilizar una montaña de actos buenos. No hagas caso nunca a los "pon en una balanza" porque cada persona decide qué aspectos negativos tolera de los demás, y nadie puede convencerte de que luches por algo que no quieres sólo por ver lo que pesa en uno de los lados del equilibrio"

el equilibrio a veces no se consigue por 50/50, porque todos sabemos que si los elementos no están a la misma distancia, los pesos tienen que variar

yo me entiendo
quizá soy la única, pero me entiendo aunque todo sea un lío que no sepa ni cómo desenredar 


domingo, 1 de enero de 2017

Que tontería ¿no? solo han pasado 4 minutos desde "el año pasado" y en realidad no ha cambiado nada

pero en mi cabeza es como un reinicio
el 2016 ha sido el peor año de mi vida. No sé que hice el 2 de abril de los otros años, peor jamas olvidare el 1-2-3 de abril de este año. Este 2016 se llevó muchas cosas, muchas personas....

no me creo papa que no estés aquí. El año pasado estabas dormido, te despertaste unos días después y preguntaste si nos había tocado la lotería. No papa, no nos ha tocado este año tampoco. Pero Paula ha estado ingresada y no ha tenido secuelas; mama ha tenido días de ir a urgencias y luego se ha estabilizado; yo he tenido la sensación de no poder más y luego he podido; quizá todo eso es una lotería.

Como lo fue que te despertaras en esa UCI, que llegaras a andar, y a ver andar a tu nieta, a volver a casa, a acariciar a otto, a comer conmigo en mi cumpleaños, a decirnos que nos querías

Despedir este año llorando no es lo triste, lo triste es brindar y que faltes tú...
como te echamos de menos