lunes, 15 de junio de 2009

madrugada en la parcela

No puedo cansarme nunca de escuchar esta canción… me hace sentir una mezcla de consuelo y esperanza, algo extraño… las voces claras llegan seguras a mi cerebro. Diluvia fuera, estoy tirada en la cama de mi parcela, pensando que me encantaría meterme a la piscina ahora, si, aunque diluvie.

No tengo sueño ni ganas de estudiar, no creo que me de tiempo a leerme todo para el martes, mucho menos para estudiarlo. Quizás ha sido un fallo escuchar música, algunas canciones me han descolocado de nuevo la cabeza, una noche más en vela sin estudiar por pensar en mil movidas. Pero vuelvo a poner el comienzo de esta canción, no me canso de oír las primeras notas… oírlas en silencio


A veces con un silencio decimos mucho mas que hablando, hablar nos pierde, a mi la primera, por eso callar es de sabios y por eso estoy en silencio escuchando la magia que sale del altavoz, y que queda aun mas curiosa mezclada con la lluvia torrencial de fuera… esta acabando la canción, la repito otra vez mientras me repito a mi misma que tendría que estudiar


3:04.


En Coslada estarán de fiesta, no quiero ni pensarlo. Esta claro que las fiestas son mejores cuando uno tiene 16 años y otros entornos. 20-16= 4, 4 años que parecen 40 de lo lejos que se quedan, los años y los entornos… Mi entorno ahora se limita a la lluvia, y a mi portátil que me permite escribir esto mientras sigo con los labios la canción…


Tengo sueño. Alo mejor solo es eso, sueño…

1 comentario:

María Fernanda Piñeyro Aceves... dijo...

Me encantó esta frase " A veces con un silencio decimos mucho mas que hablando, hablar nos pierde" y la entrada en general está muy padre... esos momentos en que a pesar de sentir culpabilidad por TENER que hacer otras cosas los disfrutamos, pero bueno de eso se trata un poco la vida, mandar por ratitos todo al carajo y disfrutar del momento, del sonido de la lluvia y de esa canción que hoy te gusta. Un saludo!